0
Shares
Google+

 

Obviamente y con independencia de que nuestro público objetivo sean particulares o negocios detrás de cada email hay una persona recibiéndolo con intereses individuales en la que debemos pensar cada vez que diseñemos una campaña.

Pero mis intereses y comportamiento son muy distintos cuando abro relajadamente mi correo de yahoo un Sábado por la noche, que cuando abro la bandeja de entrada de mi Outlook un Lunes por la mañana y me encuentro con unos pocos, o más seguro, muchos correos importantes para mi trabajo y con el sugerente asunto de “URGENTE para ayer». Esto es así independientemente de que ahora estemos conectados todo el día con nuestros dispositivos móviles y estemos aconstumbrados a recibir emails de amigos en nuestra cuenta del trabajo; cuando tengo trabajo que hacer me dedico a ello y cuando estoy de vacaciones no quiero que me recuerden que hay que trabajar para vivir.

Por todo ello los factores de éxito que generalmente son aplicables para las campañas de emailing B2C tienen importantes diferencias en comunicaciones en entornos de empresa a empresa.

Empecemos por el primer factor de éxito, segmentación o lista de email. Las bases de datos B2B suelen tener universos más reducidos; pero grupos de 200 o 500 clientes pueden ser claves para el negocio de nuestras empresa; por lo que debemos esmerarnos más si cabe en la personalización y adaptación de ofertas y mensajes, usando además servicios o soluciones de envío profesionales que nos aseguren que nuestro email no se va a quedar por el camino o acabar en la bandeja de spam sin que nos enteremos. Si usamos listas externas, en Schober gestionamos muchas, éstas suelen tener un mayor precio ya que no es sencillo conseguir el permiso de un directivo para enviarle publicidad. A no ser que tu negocio sea vender Viagra falsa desde China; nunca uses CDs de esos con miles de direcciones de email sin permiso; tu marca e IPs de envío quedará etiquetada como spammer de por vida y eso tiene un coste mucho mayor.

Otro factor de éxito, el asunto del email, es aquí si cabe más importante; pues tu comunicación competirá con muchas otras para conseguir atraer el interés del destinatario y que tu email sea abierto. Funcionan bien la inclusión de fechas y preguntas.

Una vez consigamos esta apertura no lo fastidiemos poniendo una creatividad que sólo este compuesta por una imagen. La mayor parte de los servidores de correo de empresa bloquean las imágenes y muchos no se tomarán el esfuerzo de ver de qué va tu email si no se lo pones fácil. Usa creatividades en Html que combinen texto con fotos; pero que se entiendan sin necesidad de las imágenes. Y en cualquier caso una buena creatividad y oferta adaptada es lo que va a llevar a que los clientes hagan clic en tu mensaje.

Más consejillos: Prueba a usar remitentes con nombres y apellidos acompañados de tu marca y prueba a usar incentivos para la persona en vez de para la empresa; a la gente le gusta hablar con gente y, como hemos dicho, en su trabajo siguen siendo personas con intereses individuales.

Y por último y como siempre, haz pruebas, mide resultados, aprende lo que funciona y sobre todo lo que quiere tu público objetivo. Y si no tienes nada que comunicarles que creas que pueda ser relevante para ellos, no le satures su email y dedica tu tiempo a crear soluciones y comunicaciones interesantes para ellos.

Previous post

En el reino Web 2.0 el que escucha es el Rey

Next post

¿Cómo usar Google Analytics para optimizar Campañas de Adwords? 1ª parte.

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *