5
Shares
Google+

¿Recibes más de 10 mails comerciales a diario? ¿Abres menos de la mitad? ¿Clicas en tan sólo un par o ninguno?

Si la respuesta a todas las anteriores es “SI”, entonces eres como la mayoría de nosotros (sino, tienes suerte, de momento). Pero si estás en una empresa y son tu emails los que intentan captar la atención de tu potencial cliente dentro de decenas y cientos de otras ofertas comerciales, este artículo te puede ser de mucha utilidad.

Ya hemos hablado en otros artículos de cómo mejorar las aperturas de tus emails de la importancia del “From” y el “Subject line” o “línea de Asunto” de un correo comercial, pero aún si consigues destacar en el buzón de entrada, tienes un reto todavía muy importante o nada fácil, que es conseguir que se interesen por tu producto o servicio. ¿Cómo podemos mejorar esos ratios de efectividad? (CTRs, compras, solicitudes, etc.)

En la siguiente lista, desglosaremos los elementos claves que ha de tener un correo comercial, junto a unas recomendaciones de cómo conseguir éxito en tu cometido:

1. Cabecera

Si bien este elemento podría no utilizarse y dejar paso al siguiente -el Título- para hacer un correo más limpio y directo, también es cierto que este espacio puede utilizarse para captar la atención del usuario con más carga de colores o imágenes que inviten a bajar la mirada y comenzar a leer. Recuerden la frase célebre: una imagen vale más que 1000 palabras.

2. Título

Como se dice en Email Marketing: “el objetivo de cada email, es que te abran el siguiente”. Aplicado al Head Line o Título, y subtítulo, el objetivo de estos es sólo que sigan leyendo, ninguno más. De tamaño superior a 14, letra clara y espaciada tipo “Helvética”, has de tratar de ceñirlo a una línea y que sea un compendio de lo que vas a desarrollar luego.

3. Subtítulo

Utilízalo sólo si sirve para reforzar y amplificar el título y conseguir así que bajen con la lectura. De tamaño menor al título y sin destacarlo con colores, pero con diferenciación respecto al primer párrafo.

Nota: La idea del título y subtítulo es establecer la conexión con tu potencial cliente. Destacar la necesidad que tu producto/servicio satisface, o el deseo que promueve, o el dolor que calma, es lo que mejor capta esa atención. Sin esa atención, no puedes comenzar a vender, porque no hay quien escuche. Miremos un ejemplo:

Título:

¿Cansado de recibir emails comerciales que no desea?

Subtítulo:

Con “FFFFF” eliges los temas y empresas sobre los que recibir correos y los que no.

 

4. Primer párrafo: Presentación

Si es la primera vez que contactas con un usuario / potecial cliente, este es el momento de presentarte como alguien que entiende bien sus problemas, comparte el sentimiento de frustración, impotencia, etc (según sea el caso) y ha conseguido una solución que puede ayudarle a resolverlos. Si en cambio, no es la primera vez que comunicas con este usuario, podrías saltearte este punto.

Por ejemplo:

En “Healthy Inbox” llevamos más de 10 años desarrollando soluciones para personas como tu que están inundadas de correos comerciales totalmente irrelevantes, y que no consiguen una manera sencilla de filtrar y organizar tantas comunicaciones diarias.

5. Segundo párrafo: Lo que tienes para ofrecer

Aquí es donde te has de lucir destacando aquello que hace a tu producto/servicio la mejor solución para la necesidad/problema destacada/o al principio. Es importante referirse en términos de beneficios más que en características funcionales, y hacerlo además de forma limpia, una por una, con la utilización de números, viñetas, tildes, etc.

Por ejemplo:

“FFFF” ordenará tu casilla de correos según tus preferencias para que recibas sólo aquello que te interesa sin tener que preocuparte del correo basura ni de posibles virus o softwares maliciosos. Con su sencilla descarga e instalación en menos de 1 minuto conseguirás: 

[check_list]
<li>Ahorrar tiempo en la gestión, orden y limpieza de tus casillas de mensajes</li>

<li>Reducir riesgos de infección en tu PC y de robo de información confidencial (Pishing informático)</li>

<li>Simplificar el uso de tu gestor de correos en tu día a día con etiquetas para correos personales, laborales y comerciales.</li>
[/check_list]

¿A qué esperas?. Mejora la gestión de tus correos con “FFFF” por sólo 9,90€ al mes. 

6. Incentivo, acelerador

A estas alturas ya puedes utilizar una frase de cierre que termine de convencer al usuario y se anime a tomar la acción objetivo de tu correo. Un incentivo o acelerador debe ir antes o después de una llamada a la acción para reforzar su eficacia, y tiene que percibirse como un beneficio exclusivo que recibe el usuario en un momento dado del tiempo, o por ser miembro de una audiencia selecta y que termina de hacer de tu oferta algo irresistible. Por ejemplo:

“Y si lo descargas hoy, recibirás 3 meses GRATIS pudiéndote dar de baja cuando tú lo desees.”

7. Llamada a la Acción 

Este es el momento para insertar ese bonito botón (preferiblemente verde o naranja) con la acción, escrita preferentemente en imperativo o verbalizando inmediatez, que lleven al lector a hacer el tan buscado “clic”.

8. Testimonios

Si tienes identificado cuál suele ser la principal preocupación que un potencial cliente siente antes de terminar de convencerse por tu oferta, has de compartir en esta instancia, el testimonio de otro usuario que hable de su experiencia respecto a esa preocupación.

Por ejemplo:


Al principio no estaba seguro si “FFFF” me ayudaría con tanto spam que recibía a diario, e incluso con algún correo que necesitaba leer y perdía por que iba directo a la carpeta de correo basura. Con “FFFF” el orden y limpieza de mi buzón de entrada es ahora una maravilla; y sólo me llevó 2 minutos instalarlo

 Paco Soria (Madrid)

 

9. Reductor de Riesgo

Este elemento suele ser muy importante en compañía del testimonio, pero sobre todo de la llamada a la acción si los testimonios no existiesen. Se trata de una garantía que se le ofrezca al potencial comprador / suscriptor que reduzca su mayor riesgo percibido. Este puede estar relacionado con el desenbolso de dinero (sobre todo si es alto), con el funcionamiento, con la imagen del comprador, etc, etc. Dependiendo del caso, podrás construir una garantía que minimice esa percepción y no detenga la acción de compra o suscripción.

Por ejemplo:

Si no quedas satisfecho, te devolvemos tu dinero.

 

 

 

 

 

 

 

10. Firma

Es cada vez más importante que tus correos tengan un tono personal y que puedas ver que vienen de una persona y no una máquina. Con lo cual, la firma y posición que ocupa el que te envía el correo al finalizar el mismo, es muy válido para terminar de darle el aire de unipersonal. Si además, lo vinculas con el “From”, mucho mejor.

Finalmente, recordarles que mucho del contenido que se utiliza en estos correos puede traducirse en hipervínculos y llamadas a la acción varias, en distintos momentos de la lectura del correo. Para más información, leer el artículo sobre la cantidad de llamadas a la acción a incluir en tus emails.

Y si os interesa profundizar en estos temas, os recomiendo el Email Marketing Boot Camp, la formación más especializada en Email Marketing que existe en España.

Previous post

Un spot de 4 horas y 35 minutos.

Next post

De cómo tuitear mientras dormimos sin que se convierta en una pesadilla

4 Comentarios

  1. Octubre 29, 2012 at 10:08 pm

    Muy buen post, parece que no se te olvida nada, lo usaré como una especie de guia, gracias por la información, un saludo.

  2. Octubre 29, 2012 at 11:51 pm

    Me alegra que lo ecuentres útil. Gracias por pasarte y comentar. ¡Hasta otra!

  3. Javier Fernandez
    Octubre 31, 2015 at 12:59 am

    Buenas tardes me gustaria saber como puedo realizar un mailing a los clientes de la empresa de informatica en la que he estado trabajando durante 26 años y acaba de cerrar la cual me ha cedido la cartera de clientes los cuales me conocen casi el 100% y les quiero comunicar que les voy a seguir ofreciendo mis servicios (tanto de tecnico como de ventas) y la verdad es que no se como dirigirme a ellos para seguir manteniendo su confianza

    Gracias
    Un saludo

  4. Noviembre 2, 2015 at 10:21 am

    Hola Javier. Es difícil responderte sin conocer más detalles del tema. Existen condicionantes legales además de lo puramente táctico. Escríbenos con los detalles a través del formulario de contacto del site y vemos como podemos ayudarte con tus dudas. No escatimes detalles para poder aconsejarte bien.
    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *