0
Shares
Google+

Como su nombre lo indica, la idea de fondo es crear una pieza de comunicación que pueda ser distribuída expandiéndose como un virus informático. Gracias a la existencia de tantas redes sociales y de todas las que se crearán, el Marketing Viral resulta en una herramienta poderosísima de comunicación.

Aunque una buena gestión de marketing viral no radica solo un crear la pieza de comunicación super guay. Para que esta obra recorra lo suficiente para crear el impacto esperado y así cumplir los objetivos de la campaña, es necesario planear su distribución. Veamos gráficamente como es el esquema de comunicación de Marketing Viral en comparación a los de los medios abiertos:

.

En base a este esquema podríamos sencillamente colgar la pieza realizada en lugares de tráfico relacionado al target de interés, permitiendo su apropiación y esperando a ver si el virus se expande.  Pero a veces, lo anterior no es lo más adecuado para tu target y tienes que tomar más iniciativa. Entonces es necesario encontrar el grupo de personas que más probablemente actuarán de manera proactiva difundiendo la noticia o pieza de comunicación (o devolviendo feedback negativo sin difundirla). Estos son los miembros de la comunidad, clientes o registros en una base de datos que son más proclives a aceptar la idea comunicada y transmitirla. Espero que los tengas identificados…

Entre otras ventajas, y además del ahorro en los costos de distribución (emplazamiento), está el hecho de la autoría “fantasma”. Si el objetivo de una pieza de Viral es testar una idea, producto, enfoque, imagen, etc., puede ser beneficioso el hecho de no hacerse cargo de la autoría. Solo por si acaso no resultase en el éxito esperado, o peor aún se provoque una crisis mediática a raíz de la campaña.

Y aquí viene una de las desventajas importantes: cuando el virus se vuelve en contra de quien lo incubó. En ese sentido, se recomienda siempre tener el Anti-virus listo, pero es una realidad que casi nunca se prevée esa situación.

En fin, para mi, el viral es una magnífica herramienta de comunicación (no solo comercial) y democratiza la aceptación o rechazo de una creatividad.

Algunos ejemplos:

¿Como haces de tu book de presentación, una magnífica pieza de viral?

MUTO a wall-painted animation by BLU from blu on Vimeo.

He aquí una pieza de viral anti-comercial que ha causado serios daños a la marca de Microsoft. Ha tenido 1.174.816 reproducciones y 11.898 comentarios hasta el día en que se publicó este post.

embedded by Embedded Video

Otro ejemplo es esta imágen que evoca lo que quieran que evoque, y que en los últimos 5 años ha llegado a mi correo unas 5 veces aproximadamente.

 

¿Que tengo amigos guarros? posiblemente. Lo cierto es que PUMA nunca firmó esta pieza pero logró que un target apropiado para sus productos, se apropie de ella y la difunda por todo el mundo.

En fin, seguiremos mostrando ejemplos de buenas campañas. Sobre todo, aquellas que aportan alguna experiencia que el usuario valora (normalmente basada en el entretenimiento) y por tanto comparte. Como los links al final de este post, que buscan que compartas este contenido con alguien que tu consideres…

¿Estás de acuerdo? Genial, ¿no estás de acuerdo? Mucho mejor. Más abajo puedes comentar tu opinión.

Previous post

There is no more story.

Next post

Un nuevo Marketing despierta

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *