8
Shares
Google+

Mucho se ha hablado, incluso aquí, sobre marketing viral, consejos, mitos, casos de éxito y demás bla bla bla. El domingo todo eso se fue a la mierda. El domingo todo eso se cayó de golpe. En concreto se cayó desde 39.045 metros de altura.

Empecemos desde el principio. A estas alturas ya nadie duda de que, lo de Red Bull, es un caso que debería estudiarse en cualquier lugar donde se enseñe marketing. Una puñetera marca de bebidas para deportistas que es tajantemente desaconsejada por casi cualquier médico, por cierto, ha inventando nuevos eventos y modalidades deportivas como los saltos de trampolín extremos, la caída libre, los artilugios o carretas voladoras, los saltos de trial y hasta las peleas de gallos entre raperos. Es decir, han creado contenido. Los ingleses lo llaman Brandend Content.

Hoy nadie se imagina una locura deportiva sin la presencia de Red Bull. Hoy nadie discute lo que dicen los datos:

– 4 millones de telespectadores en España viendo Teledeporte, record de audiencia desde que existe este canal de la TDT.

– Más de 8 millones de retransmisiones en directo a traves de YouTube.

– Trending Topic mundial en Twitter durante 6 horas.

– La fotografía de Feliz recién aterrizado consiguió 15.201 comentarios y 520.123 de likes.

– El vídeo con la frase ya mítica que pronunció Felix justo antes de saltar: «Sometimes you have to go up really high to understand how small you are» ha sido compartido más de 3.500 veces.

– La página oficial de Red Bull supera los 32 millones y mientras escribo este artículo, 439.577 personas están hablando del tema.

Vamos, que cuando inventaron el concepto marketing viral estaban pensando en datos como estos, seguro. Y más allá de las redes, ayer las tertulias «serias» hablaban de conceptos como patrocinio, campaña de publicidad, evento sponsorizado … Algunos hasta se lamentaban de que todo estuviera tan pensado, tan bien maquinado por una marca comercial. No se lamenten señores, pónganse a sus pies. Los ingleses lo llaman Story Telling. 

El domingo el marketing viral se unió con el experiencial. La idea con el contenido. La marca con el corazón de todos nosotros. El domingo todos contemplamos un spot de 4 horas y 35 minutos sin la interrupción de ningún anuncio. O casi.

Previous post

10 libros de Marketing Online Recomendados

Next post

¿Cómo escribir un email que venda?

2 Comentarios

  1. Juan Cruz
    octubre 17, 2012 at 4:23 pm

    Brutal!!! No se compran los espacios, se ganan invitando a los usuarios y medios a difundir/consumir un contenido de interés asegurado. Sencillamente genial…

  2. txelis
    enero 23, 2013 at 1:46 pm

    Contar historias está muy bien, pero hay que asegurarse un final féliz, ¿y si se hubiera muerto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *