0
Shares
Google+

Ustedes me perdonen el lenguaje pero es que cagarla, onlinemente hablando, está tirado.

Todo eso del buzz funciona mejor para hacer el mal que para hacer el bien. Funciona y se usa. Quién no ha buceado en google buscando información sobre algún producto sobre el que está interesado y de repente… ¡zasca!, fallos de este usuario, problemas con este otro usuario, quejas por aquí, más quejas por allá …. adiós a la decisión de compra. Da igual la de opiniones positivas que podamos leer después, aquellas cuatro quejas harán el papel de madres recordándonos que aquello, ya no es una buena idea.

Seguro que alguna vez le ha pasado, ¿no?

Aún me quedo sin palabras cuando veo marcas que no escuchan las conversaciones de la red. Marcas que por muy bien que lo estén haciendo, una opinión negativa en internet les puede llevar a estar fuera del mercado. Se la están jugando.
La culpa, en primer lugar, la tienen ellas por no estar atentos a lo que se dice. Pero en segundo lugar la culpa es del usuario. Sí, sí, de usted y mía, que tenemos esa dichosa costumbre de contar a todo el mundo lo mal que nos ha parecido algo en tantos foros, blogs y perfiles de redes sociales tengamos.

Aunque parezca más un tema de reputación online, que lo es, está totalmente relacionado con la experiencia y la viralidad de este tipo de comportamientos. Los blogs son engañosos con tanto post patrocinado. Los foros son peligrosos.  El usuario no sabe reconocer las opiniones fiables de las creadas por fakes profiles. Ya provengan de empresas de la competencia o de simples tocahuevos. El usuario es vago y esto de los foros requiere horas y horas de lectura. Esquematizar, organizar, priorizar y jerarquizar opiniones hasta obtener un veredicto.

Creo que este comportamiento sigue un patrón: lo bueno lo contamos offline a nuestros amigos. Lo malo lo contamos online a todos y utlilizando todos los medios que tengamos disponibles.

Lo que no acabo de entender es por qué.

Previous post

Cómo ganar conexiones e influir en las personas

Next post

La importancia del Branding

2 Comentarios

  1. febrero 9, 2010 at 9:35 pm

    Exactamente! “lo bueno lo contamos offline a nuestros amigos. Lo malo lo contamos online a todos y utilizando todos los medios que tengamos disponibles”.

    Me permito agregar a tu comentario: las buenas recomendaciones o felicitaciones por nuestro desempeño las tenemos en un mail personal/institucional o verbalmente (no se me hubiese ocurrido jamás interrumpir al Presidente de una Multinacional para pedirle que su opinión hacia mí la escriba en Linkedin o cualquier Red Social).
    Las opiniones online, a mi criterio, son muy objetivas e incluso a veces son especialmente manipuleadas (si se está gestionando una campaña de marketing para tal efecto).
    Mi experiencia en Internet como Medio de Comunicación data de mucho antes que se “valorara” (votara) a un producto o servicio, siempre existieron los foros, recomendaciones, encuentas… sin embargo el verdadero valor del marketing viral lo daba lo que implica su concepto “de boca en boca” y no “de url en url”.
    Considero que si el usuario está confundido es porque la bajada de comunicación la está recibiendo mal: los que tenemos el acceso a “hacer Internet” fundimos roles (publicitarios, redactores, agentes de mkt, diseñadores e incluso el propio usuario). Todos “deberían” formar la comunicación pero como equipo complementario!.
    Se aceptó a Internet como medio de comunicación. Buenísimo! ¿y qué pasó? Te doy mi opinión a conciencia: se capturó un Medio para propagarlo un 90% como canal de marketing y publicidad, entonces siendo usuario te sentis como que estuvieras mirando TV y son todas propagandas, los contenidos abundan, están mal clasificados o son clones de negocios internacionales.
    Como siempre lo digo: el consumidor argentino es mucho mas inteligente de lo que nosotros creemos. Por eso no debemos permitir que sea vago! Debemos resolverle situaciones porque una Web no es un video, una demostración multimedia, puede ser un Sistema complejo de aplicaciones útiles y soluciones programadas técnica e inteligentemente.

  2. […] Sobre lo facil que es cagarla (con perdón). Da igual la de opiniones positivas que podamos leer, aquellas quejas que leas harán el papel de madres recordándonos que aquello, ya no es una buena idea, por lo que ya no es una decisión de compra, sino una decisión de no compra […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *